mayo 11, 2017

¡Qué importante es...ayudar a los demás!_2016

¡Qué importante es..., ayudar a los demás!

Tod@s podemos contribuir para hacer del mundo un lugar mejor. Sólo tenemos que poner un poco de nuestra parte y, con pequeñas acciones, logrremos mucho.
Podrías comenzar así:

TEXTO 1
A mi compañera de clase no se le daban muy bien las matemáticas. La semana siguiente tendríamos un exámen muy difícil y yo la notaba preocupada...
...entonces le ofrecí mi ayuda para explicarle lo que no entendiera. Entonces

ella se alegró mucho y se sintió tranquila porque así tendría apoyo para sacar mejor calificación.
Le pedí a mi madre que si podría venirse a mi casa, me contestó que sí. Se lo comuniqué y ella se contentó mucho. Decidimos ir a mi casa por la tarde, allí pudimos estudiar las dos juntas y nos ayudamos mutuamente.
Mi madre nos preparó una gran merienda y lo pasamos muy bien juntas.
Me sentí orgullosa de poder ayudarla.
Al final ¡las dos hemos aprobado con buenas notas!
AINOA


TEXTO 2
A mi compañera de clase no se le daban muy bien las matemáticas. La semana siguiente tendríamos un exámen muy difícil y yo la notaba preocupada...
...me acerqué a ella y le dije que no se preocupara, que seguro que le iba a salir muy bien y le respondí:
-Te voy a dar un consejo para que todo te vaya mejor. Como hasta la semana que viene no hacemos el examen puedes estudiarte el tema 9 que es el que va a salir en el control y repasas hoy en casa y mañana te lo pregunto. Y así toda la semana.
Ella me dijo:
-Gracias por ayudarme. Cuando necesites algo no dudes en pedírmelo.
-De nada -me respondió.
Llegó el jueves, el día de examen, y ella sentía que se lo sabía. Pasó la hora y ya habíamos terminado el control de matemáticas y le pregunté:
-¿Cómo te ha ido?
-Muy bien -respondió ella.
Al día siguiente le preguntamos al profesor si había corregido los exámenes y nos dijo que no había podido corregirlos por que había tenido una tarde muy ocupada.
Dos días más tarde ya los había corregido. Yo había sacado un 9,5 y mi amiga un 7,5.
¡Por fin se acabó el examen!
SARAY

TEXTO 3
A mi compañera de clase no se le daban muy bien las matemáticas. La semana siguiente tendríamos un exámen muy difícil y yo la notaba preocupada...
...por eso le pregunté que si le echaba una mano. Me lo agradeció pero me dijo que prefería hacerlo ella sola para demostrarle al profesor de lo que era capaz.
Al día siguiente la noté aún más preocupada. Me contó que no le entraban las cosas que íbamos dando ni estudiando sola ni con las explicaciones del profesor Marco Rota.
Me ofrecí por segunda vez pero, nada. No había manera. Me volvió a rechazar.
Al día siguiente no vino a clase. Por la tarde estaba yo preocupado porque estaba mala y además ella prefería estar en su casa para enterarse de una vez del punto 1 del tema.
Yo le hice una encerrona y por fin la pude ayudar y le enseñé el segundo punto. Al día siguiente parecía que lo tenía todo controlado; pero no se acordaba de nada. ¡Y tenía un lío!
Volví a ir a su casa y cambiaron las tornas. cada día un punto del tema. Un día un punto, otro día otro punto, otro día otro punto y vuelta a empezar.
El día de las notas yo saqué unn 5,5 y ella ¡un 9!.
Al final le dediqué tanto tiempo a ella que no me quedó tiempo para mí.
DANIEL

0 comentarios: